Dar Chumbimba es ahora, curar en vez de herir.

Enfrentar la vida con sus dificultades es asumir con resignación que tener la piel intacta, sin heridas y cicatrices es una utopía. La niñez puede dar fe de que saltar, correr, columpiarse, patinar, montar bicicleta, sentir la adrenalina de la velocidad,  hace parte de ser libre, además sentir el roce del viento en el rostro …

Dar Chumbimba es ahora, curar en vez de herir. Leer más »